Etapa 11: Cea - Silleda

Como viene siendo tónica habitual en este camino de Santiago, no madrugo. Soy el último en salir del albergue. Tomo café en uno de los bares del pueblo y charlo un rato con la señora del bar. Me dirijo a Oseira cuando comienza a llover. Me cubro con el chubasquero y aprovecho para comprar algo en la tienda del pueblo. Me cuesta avanzar, tal vez el frío o la lluvia pero consigo llegar a Oseira antes de una de las visitas guiadas al monasterio. El monasterio es una de las visitas que merece la pena realizar. Parto por la carretera, es un camino a veces complicado con subidas y bajadas, no muy bien indicado en que alguna vez tuve que dar media vuelta. Finalmente llego a Castro Dozón a la hora de comer.

Pincha aquí para ver las fotos del camino

Me pasé por el albergue para descansar un rato y continuar camino. El camino es un sube y baja criminal, a veces me siento perdido otras veces el camino es precioso. Me acompaña la lluvia. Los tramos compartidos con la N-525 son desagradables. Llego a Santiago de Taboada donde sello la credencial, ya solo me quedan 2 Kilómetros parra llegar a Silleda, afortunadamente no tengo muchas dificultades en encontrar el albergue. Es tarde me ducho y voy a ver el partido. Me encuentro con un peregrino holandés con el que charlo mientras vemos un partido del mundial. Parece un joven muy inteligente que habla perfectamente castellano. Después del partido me vengo a escribir estas notas. Posteriormente me encontré con este mismo peregrino en Santiago unos días después de haber completado mi peregrinaje. Mañana toca madrugar y Dios mediante llegar a Santiago...